3 de noviembre de 2012

Partiendo de Cero (2) - Conoce tu rostro - Tipos de Piel

Hola princesitas

Hoy les hablaré de los tipos de piel...  Recuerdan que les comenté que es muy importante cuidar nuestra piel con productos identificados para cada tipo de piel pero... me preguntarás y cual es mi tipo de piel...

Ok, aquí vamos a ver que caracteriza cada tipo de piel y asi podrás sacar tus propias conclusiones de acuerdo a las particularidades de tu piel.

Sabemos que existen varios tipos de piel
  • Secas
  • Normales
  • Mixtas
  • Grasa
  • Grasa acnéicas...

 Pero antes de definirlas, quiero recordarles el gran efecto del agua en nuestro organismo, su importancia y el papel que desempeña.

El agua, al igual que el aire, es un elemento esencial para la vida. En el adulto, el agua representa aproximadamente el 65% de su peso total. Así pues, una persona que pesa 70 kg está constituida por unos 49 litros de agua, de los cuales un 15% se concentra en la piel.



En consecuencia, el papel que desempeña el agua es fundamental. Auténtico depósito al que recurren los demás órganos, la piel permite el intercambio con el exterior: el agua se desplaza de la dermis hacia la superficie empapando las diferentes capas por difusión. Este flujo de agua se denomina PIA (Pérdida Insensible de Agua). Protegida de forma natural por una película hidrolipídica en su superficie, la capa córnea (capa superior de la epidermis) frena este proceso de evaporación. En caso de alteración de esta barrera fisiológica, la PIA se acelera haciendo que la piel se vuelva seca.


PIEL SECA
Se manifiesta por sensaciones más o menos intensas y persistentes de tirantez y de incomodidad que pueden ir acompañadas de descamación. Las causas de estas molestias son variadas: factores ambientales, origen constitucional o predisposiciones genéticas que ocasionan sequedad cutánea de distinto tipo, reversible o no, a la que se debe proporcionar una solución adaptada. No todas las pieles secas son idénticas y sus necesidades son diferentes.

Las pieles secas asocian sensaciones de tirantez con una sequedad cutánea más o menos importante.

Cabe distinguir varios tipos de sequedad:

- La sequedad, pasajera o permanente, inducida por agentes externos: las condiciones climáticas (el frío seco, el viento, los cambios bruscos de temperatura), los cosméticos (lavados muy frecuentes con productos de higiene demasiado detergentes, cosméticos agresivos o que resecan la piel).

- La sequedad relacionada con tratamientos medicamentosos por vía local (tratamiento antiacné o antiedad) o por vía oral (tratamiento antiacnéico, anticolesterol, etc.).

- La sequedad permanente relacionada con el envejecimiento cutáneo natural. La piel se vuelve apagada y rugosa. La epidermis se afina al reducirse la renovación celular y la capa córnea se engrosa.

Además de seguir los consejos de su dermatólogo, debe tomar las siguientes precauciones:

- Lávese el rostro 1 ó 2 veces al día, con un limpiador suave antideshidratante.

- Séquese la piel suavemente sin frotar.

- Aplique delicadamente un cuidado hidratante y emoliente para calmar las sensaciones de tirantez y proteger la piel de las agresiones externas.

- Evite los ambientes sobrecalentados y confinados de los apartamentos.

- Hidrate su piel. Beba 1,5 litros de agua al día (salvo contraindicación médica).


PIEL GRASA
Una piel grasa se caracteriza generalmente por una textura más gruesa, poros dilatados, un aspecto apagado, grasiento y brillante. Esta apariencia se debe a un exceso de sebo que favorece la aparición más o menos regular de imperfecciones cutáneas, de tipo “puntos negros” o “granos”, localizadas sobre todo en la parte media del rostro: frente, nariz y barbilla.

¿Cómo se originan las imperfecciones cutáneas?
Los responsables son tres factores asociados: la hiperseborrea, la hiperqueratinización y la multiplicación bacteriana.

- La hiperseborrea: corresponde a la superproducción de sebo resultante de la actividad hormonal que se activa con la pubertad. La piel se vuelve grasa, brillante.

- La hiperqueratinización: la multiplicación excesiva de células de la piel tiene como resultado la formación de un auténtico tapón que impide que el sebo se evacue. Este tapón es un comedón denominado “punto negro” cuando está abierto y microquiste cuando está cerrado.

- La multiplicación bacteriana: el sebo constituye un medio nutritivo ideal para algunas bacterias, en particular la Propionibacterium acnes, que se multiplica en el folículo pilosebáceo dando origen a una inflamación. El comedón se transforma entonces en un grano doloroso denominado pápula.
Cómo prevenir y reducir las imperfecciones cutáneas?
Es conveniente respetar algunas reglas elementales de higiene y de cuidado: todos los días, debes limpiar tu piel suavemente y proporcionarle los cuidados específicos adaptados.

En la próxima entrada trataremos mas en detalle las pieles grasas...

Besos,

Princesa Miel



0 Comentarios:

Publicar un comentario

Deje sus comentarios aquí